Saltar al contenido

El Tango en la música clásica

marzo 21, 2021

Cómo viene sucediendo desde siempre en la historia de la música o tal vez en la cultura en general. El Tango empezó como un pseudo género de gestación popular rechazado por los entendidos y las élites sociales e intelectuales.

Fue el resultado de una mezcla de formas y ritmos anteriores dentro de un contexto socio cultural complejo. En el que convivieron distintas etnias y culturas por un prolongado periodo de tiempo. Y más tarde se fue popularizando hasta que empezó a ser aceptado.

Luego de ser una tradición fue aprovechado por artistas con educación formal como sustrato para redefinir de forma innovadora sus propuestas de arte. Esto último sobre todo muy común en el contexto del nuevo mundo.

Fusión del tango y la música clásica

Hoy en día son incontables los compositores grandes y pequeños que intentaron con el tango. Y es que es un género obligatorio dentro del repertorio clásico latinoamericano. Quizá Los pioneros fueron algunos de los nacionalistas argentinos pero también algunos vanguardistas de los más grandes de la historia.

Como el famoso compositor ruso Igor Stravinsky con su Tango compuesto en 1940, que no fue por cierto su primera incursión en el género. La ópera de los 3 centavos de kurt weill y bertolt brecht estrenada en 1934 es un buen ejemplo del Tango como propuesta sociocultural en Europa.

María de Buenos Aires, de Astor Piazzolla de 1968, quién fue ampliamente criticado por los grupos de tangueros de la vieja guardia, o Postangos del italiano Gerardo Gandini, son ejemplos no menos relevantes.

Hoy es bastante común ver y escuchar a cualquiera de los grandes directores incluir un Tango dentro de sus presentaciones de las más grandes obras maestras de toda la historia de la música.

Hoy en día el Tango es uno de los géneros más reconocibles universalmente. Y es que cualquier persona que carezca absolutamente de conocimientos formales de música casi podrá saber cuando lo que oye es un Tango.