Saltar al contenido

Orígenes del tango como baile

marzo 21, 2021

El tango se popularizó y gustó por su ritmo elegante y vertiginoso. Pero sobre todo su baile generó una verdadera revolución en cuanto a los bailes de la época. Introduciendo una danza sensual en que las parejas fundamentalmente abrazadas, lograban una mayor intimidad. Sin embargo, muchos expertos asocian el tango con un sentimiento de tristeza que se baila.

Hasta finales de los años 20 el tango estaba prohibido como baile, era repudiado por las clases altas y condenado por la iglesia. A pesar de su popularidad estaba restringido a prostíbulos cabaret y tugurios del bajo mundo.

A partir de los años 1910 el tango empieza a tomar popularidad dentro de las clases trabajadoras y el entorno familiar de los barrios humildes. Sin embargo, en un estilo que se diferencia del canyengue cabaretero por ser bailado de forma más simple y menos sensual al que se denomina tango liso.

Popularización y aceptación del tango

En 1911 el Barón Demarchi convoca una velada en el Palais de glace en el que se destaca el tango que entonces causaba furor en París. Este es el primer acontecimiento conocido de reconocimiento amplio por parte de las clases altas y poderosas del género del tango en Buenos Aires. Por supuesto en un estilo más reglamentado el común del tango liso.

Sin embargo, la moda del tango fue adoptada por los parisinos de Londres. En esta ciudad se estaba popularizando entonces y gustó tanto el género en Europa que en 1912 un popular teatro londinense estrena un musical llamado Sunshine Girl en el que se baila un tango.

Un género que debido a su pasión y su sensualidad no podía ser competido por danzas tan clásicas y antiguas como el Vals, el Minuet o la Mazurca. Causando gran furor entre las jóvenes se popularizó la fiesta de té para aprender a bailar el tango.

En 1913 Sunshine girl se estrena en Nueva York en uno de sus teatros más importantes consiguiendo un éxito sin precedentes. Convirtiéndose el tango a partir de entonces en una de las influencias musicales más importantes de Norteamérica desde el siglo XIX.

Dejan constancia de esto por ejemplo populares blues de la época que empiezan con base de tango. Y más adelante empezarían a verse en escenografías clásicas de la historia del cine norteamericano distintos números de tangos, especialmente a partir de los años 30.